Platos de resina y cargas minerales

Para una limpieza rutinaria (después de ducharse) basta con enjuagar el plato con agua y asegurar una ventilación suficiente del cuarto de baño. Para una limpieza cuidadosa, se debe enjuagar el plato con agua y jabón (o cualquier otro producto comercial para la limpieza de baños) y limpiar con una esponja no abrasiva. Evite el uso de productos de limpieza o desinfectantes con disolventes o ácidos. Los productos abrasivos (estropajos, trapos o similares) tampoco son adecuados.